fbpx

Significado de Álter ego

¿Qué es el álter ego?

El álter ego se traduce literalmente como “el otro yo”. Este concepto es utilizado para referirse a una segunda personalidad o identidad poseída por un individuo. Se trata de un conjunto de comportamientos diferentes, como una fase secreta, que esta puede ser provocada voluntariamente, o en algunos casos es causa de algún trastorno mental que afecte al individuo.

Las personas pueden crear un álter ego como una forma de expresar sus deseos más ocultos. Ya sea de manera consciente o inconsciente, un individuo puede imaginar una versión idealizada de sí mismo, a la que verá como libre de los problemas o fallos que encuentra en su propia identidad.

Por ejemplo, un autor que no ha conseguido cumplir todos sus sueños podría imaginar un personaje para uno de sus libros basado en lo que realmente quiere.

Este personaje se convertiría en una vía de escape para el escritor, que lo utilizaría para imaginarse alcanzando todos sus objetivos o viviendo la clase de existencia que no está a su alcance en el mundo real.

Álter ego en psicología

Desde este punto de vista, el álter ego suele referirse a aquella identidad que se encuentra oculta en el inconsciente, con la que la mayoría de las personas debe luchar para poder encontrar su verdadero ser.

En cambio el ego es definido como todo lo consciente de las personas, la parte más razonables de donde provienen las ideas, por esta razón se le acuña la palabra alter, de alterno, debido a que es una personalidad alterna que habita en el interior de cada persona.

En algunas circunstancias los álter egos son considerados como amistades intimas, que ayudan a tomar decisiones que la persona normalmente no podría decidir, e incluso a hacer algunas cosas, que resultan de gran dificultad para la misma.

Aunque también cabe destacar que estas dobles personalidades pueden ser fruto de una enfermedad o trastorno mental, debido a que la esquizofrenia, la depresión, entre otros, podrían causar alter egos peligrosos para el entorno del individuo.

Diferencias entre álter ego y doble personalidad

Aunque se parezcan en ciertas cosas, no hay que confundir un desdoblamiento de la personalidad con un álter ego. El unto calve reside en la voluntariedad. Es decir, para que exista el álter ego, la persona debe “fabricarlo” de forma consciente, para ocultar los rasgos de su personalidad. En el ejemplo anterior, John Wayne Gacy inventó a una persona normal para ocultar una infancia llena de abusos y vejaciones, que provocó esas ansias por asesinar.

En los casos de doble personalidad, esto no ocurre; la persona ni siquiera es consciente de lo que hace. Un claro ejemplo en el cine sería “Dr. Jekyll & Mr. Hyde”, o más reciente, en el “Club de la pelea” (protagonizado por Brad Pitt), en donde el personaje principal ve acortados los periodos de consciencia en favor de su otra personalidad que toma el control.

Para resumir, digamos que un álter ego es una segunda personalidad de una persona, y alguien con trastorno bipolar o doble personalidad son personas cuyas acciones y emociones no son voluntarias.