Significado de Capacidad

¿Qué es la capacidad?


La capacidad es el conjunto de recursos y aptitudes que tiene un individuo para desempeñar una determinada tarea. En este sentido, esta noción se vincula con la de educación, siendo esta última un proceso de incorporación de nuevas herramientas para desenvolverse en el mundo. El término capacidad también puede hacer referencia a posibilidades positivas de cualquier elemento.

En general, cada individuo tiene variadas capacidades de la que no es plenamente consciente. Así, se enfrenta a distintas tareas que le propone su existencia sin reparar especialmente en los recursos que emplea. Esta circunstancia se debe al proceso mediante el cual se adquieren y utilizan estas aptitudes. En un comienzo, una persona puede ser incompetente para una determinada actividad y desconocer esta circunstancia; luego, puede comprender su falta de capacidad; el paso siguiente es adquirir y hacer uso de recursos de modo consciente; finalmente, la aptitud se torna inconsciente, esto es, la persona puede desempeñarse en una tarea sin poner atención a lo que hace. Un ejemplo claro puede ofrecerlo el deporte: un atleta utiliza técnicas sin pensar en ellas. Esto se debe a que ha alcanzado un nivel en el cual su capacidad se ha interiorizado profundamente.


En el ámbito de las ciencias se habla de distintos tipos de capacidades. La capacidad eléctrica se define como la propiedad de los capacitores (o condensadores) que establece el vínculo entre la diferencia de tensión (diferencia de potencial) de las placas del capacitor y la carga eléctrica guardada en éste.

La capacidad calorífica, por otra parte, es la división entre la cantidad de energía que se transfiere a un sistema o cuerpo en un procedimiento y la modificación de temperatura que registra.

Capacidad, por otra parte, es la destreza, la habilidad y la idoneidad que permite a una persona completar con éxito una tarea: “Es un hombre de una gran capacidad que merece una oportunidad para dirigir la empresa”“El señor no tiene la capacidad suficiente para resolver un problema semejante”“Nadie puso en duda tu capacidad, pero lo cierto es que no cuentas con experiencia para solucionar esto”.

Si bien a menudo se confunde este término con “talento”, es necesario aclarar las diferencias entre ambos, así como las particularidades de este último, que también suele ser incomprendido. La capacidad se entiende como las condiciones que una persona reúne para aprender y cultivar distintos campos del conocimiento, entendida como una serie de herramientas naturales, hayan sido utilizadas por ella o no. Así como en su acepción referida a un recipiente o una piscina, habla del espacio disponible para acumular y desarrollar conceptos y habilidades.

Los capaces, los talentosos y los inteligentes siempre completan con éxito y satisfacción la tarea que se les indica.

La incapacidad, que es la falta de pericia, de idoneidad para hacer tal o cual cosa, es el concepto que se contrapone al que nos ocupa.

Capacidad, la extensión de un lugar

Pero la palabra capacidad también dispone de otro uso extendido en nuestro idioma que es el del espacio que ostenta un local, un sitio dado, es decir, la extensión. Así, es común que escuchemos decir que el teatro tal tiene una capacidad para mil personas, esto querrá decir que en ese teatro entran cómodas mil personas y que no se podrá superar ese número porque si no nos faltarán lugares para que puedan sentarse conformes.

Por otra parte, el término se usa para designar al espacio que posee algo y que entonces en ese lugar es capaz de contener a otra cosa.

El vaso tiene una capacidad de 250 centímetros cúbicos, si se supera ese límite rebasará el líquido.

Capacidad de derecho y capacidad de hecho

En el ámbito jurídico también es posible que nos encontremos con el término de capacidad ya que se emplea para denominar dos conceptos de uso habitual. Por un lado la capacidad de derecho que es aquella aptitud de una persona de ser el titular de una serie de derechos y de obligaciones. Todas las personas somos capaces de derecho, ya que las normas jurídicas los comprenden como sujetos del derecho.

Por otra parte, la capacidad de hecho, refiere a la posibilidad de ejercer los derechos que las normas nos conceden como sujetos de derechos.