Significado de Cultura

¿Qué es la cultura?


Cultura es el conjunto de prácticas, valores, costumbres y símbolos que se enmarcan en la forma de vida de un grupo de personas o una comunidad en particular.

La palabra cultura proviene del latín cultus que significa “cultivo” y hace referencia al cultivo del espíritu humano y de las facultades intelectuales del hombre.


Al decir la palabra cultura se está haciendo alusión a un conjunto amplio de conocimientos referidos a un ámbito concreto. Se puede hablar de cultura desde un enfoque personal, gremial o colectivo y también como idea referida a una globalidad de valores compartidos por una comunidad.

Otra definición establece que la cultura es el conjunto de informaciones y habilidades que posee un individuo. Para la UNESCO, la cultura permite al ser humano la capacidad de reflexión sobre sí mismo: a través de ella, el hombre discierne valores y busca nuevas significaciones.

El término cultura posee varios significados todo depende del contexto en donde se emplea la palabra:

  • La cultura física es el conjunto de rutinas de cuidados personales como el deporte, ejercitación física, tratamientos, entre otros, que buscan el bienestar en cuerpo y el alma;
  • La cultura política es el conjunto de actos de poder y autoridad de los cuales se forma la estructura de la vida política;
  • La cultura organizacional son el grupo de normas, políticas, costumbres y valores que comparten en una institución y logra una mejor interacción entre el grupo que la compone;
  • La cultura clásica tiene como finalidad facilitar o proveer los conceptos de la cultura Greco- Romana, desde el punto de vista político, social, artístico, religioso, literatura, entre otros tópicos.

En biología, la cultura es una creación especial de organismos para fines determinados.

Si se utiliza la noción de cultura dentro de una profesión ( pongamos como ejemplo la medicina ) estaríamos hablando de la cultura médica, esto es, el conjunto de conocimientos, métodos y vocabulario propios de esta actividad profesional.

En el contexto de una comunidad de personas, cultura se aplica con un sentido muy general, al hacer mención a las ideas, valores, creencias y tradiciones que la conforman. Es lo que sucede cuando nos referimos a la cultura romana, griega o escandinava.

En referencia a lo anterior, cada país tiene su propia cultura, que está influenciada por varios factores, entre ellos, los pueblos que ya pasaron por el país, la música, la danza, la forma de vestir, la tradición, el arte, la religión, etc. La cultura puede ir más allá de las fronteras, pudiendo haber una misma cultura en diferentes países y diferentes culturas en un mismo país.

La cultura es un concepto que está en constante evolución, porque con el tiempo se ve influenciada por nuevas formas de pensamiento inherentes en el desarrollo humano.

La mutación constante de las culturas

Sin duda el principal medio para mantener el acervo cultural de un pueblo es por la transmisión oral, en el seno del hogar y de manera vertical, es decir, de una generación a otra. Así, el idioma o los primeros vocablos que los niños aprenden para referirse a sus vínculos más elementales ya son expresiones culturales y seguramente serán transmitidos de igual manera a sus futuros hijos. Sin embargo, no se trata de un proceso estático, porque aun cuando el hogar es una fuente importante de transmisión de pautas culturales, el cruce con otras culturas genera interacciones y cambios, y en ese devenir las expresiones culturales a veces mutan.

La época del colonialismo fue testigo de una imposición de valores culturales muy fuertes de un pueblo a otro: no es casualidad, entonces, ver en museos de Europa elementos de las culturas de países de América o de África. Si bien esas prácticas finalizaron en su mayoría, la globalización que llegó a raíz del acceso generalizado a los medios de comunicación y a Internet es un factor de gran peso en la dinámica de las culturas. Así, hoy en día existe una importante uniformidad en las pautas culturales de los jóvenes (que tienden a escuchar la misma música, a seguir a los mismos artistas, incluso a comer el mismo tipo de comida), en los que prima más su condición de joven globalizado que su origen.

La ocupación del tiempo por parte de los individuos, el mantenimiento y la defensa de las relaciones interpersonales, así como las expresiones de celebración y de conmemoración, son parte del ‘alma cultural’ que la antropología social busca develar.