fbpx

Significado de Derecho positivo

Derecho positivo es el conjunto de normas jurídicas escritas, que a su vez han cumplido con los requisitos formales que deben efectuarse para la creación de las leyes conforme a lo establecido a la Constitución de la República.

La Carta Magna de un país, en su mayoría, establece como órgano competente para la elaboración de las leyes al Poder Legislativo, ya sea este el Congreso, Parlamento o Asamblea Nacional.

El derecho positivo se desarrolla gracias a la Teoría del Normativismo planteada y defendida por el teórico del derecho Hans Kelsen en el siglo XX, la cual estructura al derecho según una jerarquía de normas, dándole mayor importancia y gran supremacía a la Constitución de la República, ya que esta, organiza al Estado, dándole sus funciones, sus formas de actuar y no menos importantes sus límites.

En base a lo anterior, los ciudadanos acuerdan como quieren regir sus vidas, definen como estará organizado el Estado y pasa de ser un Poder Constituyente de los ciudadanos al Poder Constituido del Estado, porque ya está formado y establecido quedando plasmado en la Constitución Nacional todo lo acordado por éstos.

Por otro lado, el derecho positivo se caracteriza por gozar de vigencia o carecer de esta, es decir, si tiene vigencia es porque la ley rige en la actualidad, y aún no ha sido derogada por otra ley, lo cual hace que dicha ley vincule a todos los ciudadanos y su cumplimiento sea obligatorio para todos. Si por el contrario carece de vigencia, quiere decir que existe otra ley que la derogó, y por lo tanto, su cumplimiento no es obligatorio en virtud de la existencia de la nueva ley, la cual goza de vigencia, y su incumplimiento es reprochable.

También hay autores que explican o exponen que el derecho positivo es un derecho dado por el Estado, ya que una vez que el Estado queda constituido y se delega al Poder Legislativo la función de la creación de las leyes, previo cumplimiento de los deberes de forma y de fondo para la creación de estas. Por lo tanto, la ley debe de ser entendida como derecho positivo, producto de esa función del Estado de legislar, que fue dada por todos los ciudadanos al momento de pactar las normas que regirán la convivencia de todos y cada uno de los ciudadanos de un país.

Derecho positivo y derecho natural

Para los defensores del derecho positivo no cabe más opción que decir que el derecho positivo abarca un solo derecho, es decir, no existe ningún otro derecho capaz de influir en el mundo del Derecho, para hacer énfasis en que el derecho natural no existe, o si existe dependerá en parte de lo que el propio derecho positivo le permita existir, lo cual desarrolla el llamado monismo jurídico, es decir el positivismo.

Para explicar un poco lo anterior tendríamos que sentarnos y preguntarnos lo siguiente: ¿Debemos permitir cualquier actuación del Estado o dirigentes de países porque lo que hacen es permitido por la ley? ¿O acaso existe algún Derecho inherente al hombre que no puede ser violado por ninguna ley, y al ser esta violatoria de dichos derechos debe ser anulada?, podemos aplicar dichas preguntas al genocidio causado por los Nazis, y saber que todas sus acciones estaban enmarcadas dentro del ordenamiento jurídico alemán, lo cual se traduciría en que lo realizado por estos era legal.

He aquí la discrepancia entre el derecho positivo y el derecho natural, lo cual hace una extensa batalla entre uno y otro y las diferentes posturas que existen entre los catedráticos del derecho.

Por eso el derecho positivo está basado en el iuspositivismo, corriente filosófica-jurídica que el único derecho válido, es aquel que es creado por el hombre, más específicamente por el Estado, a través de uno de sus poderes como lo es el Poder Legislativo, el cual se encarga de la creación de las leyes en un país.

Sin embargo, existen autores que defienden que tanto el derecho positivo, como el derecho natural existen, y estos a su vez se complementan, porque aunque exista un derecho inherente al ser humano, algunos derechos inalienables, derechos fundamentales, estos deben ser respetados por las leyes de los distintos ordenamientos jurídicos.