Significado de Holocausto

¿Qué es holocausto


Un holocausto es una matanza masiva de seres humanos. Se utiliza esencialmente para referirse al genocidio de unos seis millones de judíos durante la Segunda Guerra Mundial con el fin de exterminar un grupo social por motivos de raza, religión o política.

La palabra holacausto proviene del griego holókauston que significa “sacrificio mediante el fuego” y según la terminología nazi, “solución final”. En función del contexto, algunas de las siguientes palabras se pueden utilizar como sinónimos: matanza, genocidio, sacrificio, inmolación y ritual.

Causas del Holocausto

Los nazis, que llegaron al poder en Alemania en enero de 1933, creían que los alemanes eran ‘racialmente superiores’ y que los judíos eran considerados ‘vida que no merece vida

Los nazis también apuntaron a otros grupos debido a su percibida ‘inferioridad racial’: Roma / Sinti (gitanos), los discapacitados, y algunos de los pueblos eslavos (polacos, rusos y otros).

Los judíos eran las principales víctimas de la ideología nazista que los responsabilizaban por el caos que Alemania sufrió después de la Primera Guerra Mundial y de los tratados de paz. Además, Adolf Hitler y sus seguidores defendían la tesis de que los judíos eran una raza inferior y, por ende deberían de ser eliminados.

Otros grupos fueron perseguidos por motivos políticos y de comportamiento, entre ellos, comunistas, socialistas, Testigos de Jehová y homosexuales.

La masacre se realizó en diversas etapas. Los nazis establecieron campos de concentración donde los prisioneros eran utilizados como esclavos hasta que morían, ya sea por enfermedad o por agotamiento físico.

Muchos fueron los campos de exterminio que se pusieron en marcha durante el tiempo que Hitler estuvo al frente del país. Entre ellos destaca, por ejemplo, el de Belzec que fue uno de los primeros que se pusieron en marcha.

No obstante, también fueron empleados otros métodos crueles e igualmente asesinos para acabar con la vida de los prisioneros de estos campos de concentración. Así, por ejemplo, muchos murieron por los trabajos forzados a los que eran sometidos, por las palizas que les daban los dirigentes nazis, por disparos o incluso por culpa del hambre que pasaban.

Por otra parte, en los territorios anexados por la Alemania nazi, se creaban ghettos donde se encerraban a los judíos para ser transportados en trenes de carga hasta los mencionados campos. Aquellos que no morían en el viaje eran finalmente asesinados en cámaras de gas.

La definición de holocausto varía de acuerdo a las fuentes. El número de víctimas depende de los estudios históricos que se consideren. Hay quienes incluso llegan a negar el holocausto y la existencia de las cámaras de gas.

Cabe destacar que, más allá de este hecho histórico, el concepto de holocausto era utilizado en el ámbito religioso para referirse al sacrificio de animales en grandes hogueras.

El holocausto era frecuente en distintos ritos paganos griegos y romanos, al igual que en ciertos sacrificios judíos.

Hay que subrayar también que se emplea la palabra holocausto para referirse al sacrificio total, de sus intereses o afectos, que realiza una persona en concreto motivada fundamentalmente por el amor que siente hacia otra.