Significado de Justicia

¿Qué es la justicia? 


La justicia es un conjunto de valores de una sociedad que inclina a obrar y juzgar respetando la verdad, la equidad, la igualdad, la libertad y las creencias individuales de cada persona. Es decir, es un principio ético que la mayoría de las personas del mundo decide respetar en pos de una vida armoniosa y civilizada.

La palabra justicia proviene del latín iustitĭa que significa “lo justo”, y deriva del vocablo ius.

La justicia se ha convertido en una cualidad del ser humano, en la que se decide, se apoya, se juzga, se establecen parametros de igualdad para todos. El ser humano tiene la propiedad de usar a la justicia como un bien de provecho, o de valerse por si mismo gracias a ella para lograr un bien en comun. La justicia es representada como una figura de una una mujer con los ojos vendados con una balanza en una mano y una espada en la otra, esta representacion, simboliza la imparcialidad de la justicia verdadera.

Por otra parte, la justicia hace referencia al Poder Judicial y a las sanciones o penas. De esta forma, cuando la sociedad “pide justicia” frente a un crimen, lo que hace es pedir al Estado que garantice que el crimen sea juzgado y castigado con la pena que se merece de acuerdo a la ley vigente.

Estas normas y reglas suelen ser formuladas y puestas por escrito por los miembros de poder legislativo de cada distrito cuya principal función es justamente esta.

En muchos países los estados intervienen para garantizarles a todos los ciudadanos el acceso a la educación, la salud o la vivienda.

La participación del Estado a través del Poder Judicial, como agente encargado de bregar por la justicia surgió en contraposición a toda una época en la que la única justicia que se consideraba era la justicia divina. En Occidente (y probablemente también otras culturas), los mandamientos emanados de Dios y las sagradas escrituras eran vistas como la única fuente de verdad y justicia, y se consideraba que luego de la muerte las personas se enfrentarían al verdadero juicio de lo que han hecho en vida, más allá de que en todo momento Dios castiga y premia de acuerdo a los merecimientos.

Justicia social

La justicia social es la distribución equilibrada de los bienes dentro de una sociedad. Este término surgió en el siglo XIX con la aparición del capitalismo, con el cual se incrementó el descontento de las clases sociales más perjudicadas. Es por ello, que el término justicia social tiene dos corrientes.

  • Para los socialistas, es el Estado debe garantizar que las clases sociales desfavorecidas tengan la posibilidad de desarrollarse y que exista un respeto por los derechos humanos.
  • Para los liberales, en cambio, esta se alcanza si las iniciativas de los sectores privados son protegidas y si se crean las oportunidades necesarias.

El objetivo principal de la justicia social es entonces que dentro de una sociedad de mercado no haya pocos que tengan mucho y muchos que tengan poco, sino que exista una igualdad de oportunidades para todos y cada uno de los individuos.

La justicia en filosofía

La justicia en filosofía es una definición que varía según el pensamiento de cada filósofo.

Platón decía que el individuo debía salir de la oscuridad, de la caverna del desconocimiento, ya que, la persona se hace justa en la misma medida en que posee conocimiento.

En este sentido, el individuo que tenga mayor conocimiento puede ser más justo, lo que traduce la idea de que los gobernantes deben tener amplios conocimientos para saber gobernar y para realmente hacer justicia.

El filósofo Aristóteles definía justicia como dar a cada ciudadano lo que le corresponde según sus necesidades y aportes en la sociedad.

Mientras que, para Kant la justicia de un Estado debe velar por tres principios fundamentales que son la libertad de los individuos, la igualdad entre ellos y la independencia de cada miembro de una comunidad.

Por su parte, Kelsen indicaba que la justicia es un derecho natural que prevalece sobre el derecho positivo, ya que, si va en contra de los derechos fundamentales del ser humano no se puede hablar de justicia.