Significado de Mediocre

¿Qué es mediocre?


El termino mediocre proviene del latín mediocris que significa que algo es mediano, regular o insignificante. Se dice especialmente de una persona, que carece de inteligencia, talento, habilidad o destreza especial o no tiene la capacidad suficiente para la actividad que realiza, así mismo que tiene poco mérito de algo.

En este sentido, mediocre es un adjetivo utilizado para denominar todo aquello (una persona, un objeto, una práctica, un grupo, una institución) que tiene una calidad o desempeño con poco mérito, poco eficiente o con muy bajos resultados.

El término mediocre se usa también como una forma de criticar el resultado de un trabajo, sea este de tipo científico, artístico, deportivo, productivo. Generalmente refiere a aquello que fue hecho sin esfuerzo, que apenas cumple con los requisitos pero que no se destaca por sus cualidades.

En el catolicismo, se utiliza la palabra mediocre para indicar a aquellos fieles que no practican ni obedecen las enseñanzas de dicha religión.

El hombre Mediocre

Es un libro muy interesante que habla sobre la naturaleza del hombre mediocre y la del idealista, analizando las características morales de cada uno, y las formas y papeles que estos tipos de hombres han adoptado en la historia, la sociedad y la cultura.

Este libro fue escrito por el argentino José Ingenieros. Se publicó en el año 1913 y no ha pasado de moda ya que sus ideas son totalmente aplicables a la actualidad. En libro El hombre mediocre describe las características de los individuos mediocres y lo contrapone con el hombre idealista o virtuoso.

Este libro relata y analiza según el autor los rasgos del hombre mediocre que lo describe como débil, sumiso, ignorante, influenciable, sin personalidad ni creatividad. Además el mediocre se conforma con una vida poco interesante y rutinaria.

Otros rasgos de este tipo de personas que destaca el autor son la docilidad, la carencia de personalidad definida, la ignorancia, la falta de solidaridad con los demás, el ser maleables por la opinión ajena, vivir según las conveniencias del momento y no saber amar.

Son personas que en casos extremos pueden volverse viles, cobardes y escépticas. Tienden a seguir el tradicionalismo, lo que se ha hecho desde antes y está aceptado por la opinión general. Rechazan al idealismo por generarle sentimientos de envidia, ya que lo hace sentir inferior.

Frases del libro:

  • “Indiferentes” ha llamado Ribot a los que viven sin que se advierta su existencia. La sociedad quiere y piensa por ellos. No tienen voz sino eco
  • Nuestra vida no es digna de ser vivida sino cuando la ennoblece algún ideal.
  • Todos los enemigos de la diferenciación vienen a serlo del progreso; es natural, por ende, que consideren la originalidad como un defecto imperdonable.
  • Pues la civilización sería inexplicable en una raza constituida por hombres sin iniciativa.
  • Lo que ayer fue ideal contra una rutina, será mañana rutina, a su vez, contra otro ideal.
  • En todos los tiempos y lugares el que expresa su verdad en voz alta, como la cree, lealmente, causa inquietud entre los que viven a la sombra de intereses creados.
  • La rutina es el hábito de renunciar a pensar.
  • Hay cierta hora en que el “pastor” ingenuo se asombra ante la “naturaleza” que lo envuelve.
  • La inmensa masa de los hombres piensa con la cabeza del pastor; no entendería el idioma de quien le explicara algún misterio del universo o de la vida, la evolución eterna de todo lo conocido, la posibilidad de perfeccionamiento humano en la continúa adaptación del hombre a la naturaleza”.