Significado de Optimista

¿Qué es optimista? 


Una persona optimista es aquella que siempre ve y juzga cualquier situación o acontecimiento desde un aspecto positivo, o más favorable. La palabra optimismo es de origen latín “optimus” que significa “lo mejor”.

Investigaciones certifican que una persona optimista, presenta mejor humor, son constantes y presentan buena salud, es por ello que las personas optimistas logran salir fuertes de las situaciones estresantes. Por lo que el optimismo contribuye al logro de las metas y a tener éxito en lo que se proponga, al considerar tener una actitud positiva constante, es posible levantarse luego de una dificultad, y así poder estudiar la situación para una mejor comprensión y agarrar de ello lo más provechoso.

La palabra optimismo se opone al pesimismo. En este caso, la diferencia es clara entre ambos términos. Así, mientras que ante cualquier situación la persona optimista intenta encontrar soluciones, posibilidades o ventajas, quien es pesimista por naturaleza lo que hace es observar el lado negativo de la situación, y con la fuerte convicción de que empeorará, sin buscar una posible solución para salir adelante del mal momento. Como tal, el pesimismo no permite ver el lado positivo de las cosas, actitud que no permite al individuo intentar y esforzarse por solucionar los problemas.


Beneficios de ser optimista


Quienes promueven la actitud optimista en la vida pese a lo que sea consideran que el optimismo es un indicio de buena salud mental e inteligencia emocional y asimismo el camino para alejarse de las afecciones físicas, que muchas veces se vinculan al stress, o el padecimiento de un cuadro de tristeza o insatisfacción personal. Entonces, el hecho de cultivar la positividad en la vida, de mirar siempre el lado bueno de todo, los hará disfrutar más de su existencia y estar fuertes si es que en algún momento llega un suceso desagradable al que haya que enfrentar con total vigor para superar.

Puede decirse que el optimismo ayuda a alcanzar el éxito, ya que supone una actitud permanente de volver a comenzar ante las dificultades y de analizar las situaciones para comprender mejor su naturaleza y tomar de ellas lo positivo.

Críticas al optimismo


Una crítica habitual que se hace a la postura optimista es que suele dejar de lado los aspectos negativos de la existencia. Así, se la asocia con cierta frivolidad negadora. Si bien puede darse esta circunstancia, lo cierto es que no guarda relación necesaria con una visión optimista de la existencia. El optimista sencillamente cree que hacer hincapié en lo negativo no resuelve los problemas sino que por el contrario los agrava. En cambio, con los aspectos positivos pueden sobrellevarse a los negativos e incluso resolverlos. Esto hace de la actitud optimista mucho más que una voluntad pueril, la transforma en una verdadera muestra de racionalidad para afrontar la vida.