Significado de Semana Santa

¿Qué es la Semana Santa?


La Semana Santa también conocida como la Semana Mayor, es un período de ocho días que inicia con el domingo de Ramos y que finaliza el Domingo de Resurrección o Pascua de Resurrección conmemorando el triunfo de la vida sobre la muerte de nuestro Señor Jesucristo.

Las celebraciones dentro de la semana santa más importantes son: el Jueves y Viernes Santo, donde se conmemora la muerte de Cristo, además, el Sábado Santo, con la Sepultura de Cristo y el Domingo de Resurrección

El significado de esta semana es puramente cristiano, sin embargo, muchas personas no creyentes o que no siguen estrictamente los ritos religiosos, aprovechan este período para realizar actividades de esparcimiento y diversión.

El verdadero significado de vivir la Semana Santa es tener un encuentro con Dios mediante nuestras oraciones y el arrepentimiento de nuestros pecados. Asistir al Sacramento de la Penitencia en estos días para morir al pecado y acercarnos más al prójimo realizando buenas acciones.

Durante la Semana Santa, el católico cumple con diversos actos, como procesiones, la escenificación del drama de la muerte y pasión de Cristo, entre otros.

Los penitentes se someten a duras cargas como símbolo de su autosacrificio y, en el día Viernes Santo, los fieles deben de guardar ayuno y abstenerse de comer carne.

Días de la Semana Santa

Estos son todos los días de Semana Santa:

  • Domingo de Ramos. La entrada de Jesucristo a Jerusalén, dando inicio a la Semana Santa.
  • Lunes Santo. Unción en Betania, en casa de Lázaro. Jesús expulsa a los mercaderes del Templo de Jerusalén.
  • Martes Santo. Jesús anticipa a sus discípulos la traición de Judas Iscariote y las Negaciones de San Pedro.
  • Miércoles Santo. Judas Iscariote conspira con el Sanedrín para traicionar a Jesús por treinta monedas de plata.
  • Jueves Santo. La institución de la Eucaristía en la Última Cena. El lavatorio de los pies realizado por Jesús. Oración de Jesús en el huerto de Getsemaní. Arresto de Jesús.
  • Viernes Santo. Prisión de Jesús. Los interrogatorios de Caifás y Pilato. La flagelación. La coronación de espinas. Vía Crucis. Crucifixión de Jesús. Sepultura de Jesús.
  • Sábado Santo. Vigilia Pascual.
  • Domingo de Resurrección. Pascua.

Vía Crucis

El Vía Crucis es el camino que Jesús recorrió hasta el Calvario. El camino se representa con una serie de catorce imágenes de la Pasión, denominadas estaciones, correspondientes a incidentes particulares que, según la tradición cristiana, Jesús sufrió por la salvación de la humanidad basados en los relatos evangélicos y la tradición.

En conclusión, durante la Semana Santa se reproduce de una manera simbólica la última semana de Jesús. En este sentido, las cofradías católicas son las agrupaciones de creyentes que mantienen viva esta conmemoración.

Mitos sobre la Semana Santa

Nuestros ancestros han hecho que estos días también estén llenos de algunos mitos y creencias que han acompañado a los fieles a lo largo del tiempo.

1. No se puede tener relaciones sexuales

Se dice que quienes tienen relaciones sexuales durante esta fecha quedaban “pegados” hasta la Pascua. Incluso, el saber popular postulaba que por este motivo no se celebran matrimonios.

2. No vestirse de rojo

A este color se le ha referenciado con el croma del diablo, sin embargo, no hay una teoría en la que se sustente el por qué no hacerlo. El negro es el tono predilecto por el luto de la muerte de Jesús.

3. Es de mala suerte nacer el Viernes Santo

Este mito tomó fuerza al iniciar el siglo XXI y tras la muerte del papa Juan Pablo II. Se decía que el nuevo pontífice tendría un alma negra y que bajo su mandato, nacería el anti cristo. Las leyendas urbanas señalaron que dicho personaje nacería un Viernes Santo, día de la crucifixión de Jesús.

4. No escuchar música

Los mayores prohibían escuchar música y menos si se trataba de rock. Según algunos católicos, la Semana Santa es un espacio para el silencio, la reflexión y solo para escuchar a Dios.

5. No barrer ni clavar clavos en Viernes Santo

La curiosa prohibición busca dos cosas: no utilizar clavos que fueron parte del sufrimiento de Cristo en la cruz y evitar atraer al diablo. Tampoco era recomendado pasar la escoba porque se consideraba una forma de “barrer la cara de Cristo”.

6. No comer ningún tipo de carne roja

El Viernes Santo es el día en el que se evita consumir este producto. Hay unas teorías que apuntan a que las personas lo hacen para honrar la muerte de Jesús porque representa su cuerpo crucificado. Otras, interpretan las acciones de Cristo como sus gustos, teniendo como base la multiplicación de los peces.