Significado de Simpatía

¿Qué es la simpatía?


La palabra simpatía hace referencia a aquellos sentimientos y sensaciones de afinidad que profesamos, de manera natural y espontánea. El origen de la palabra simpatía proviene del vocablo griego “sympatheia” que significa compartir sentimientos y emociones, sufrir y alegrarse con el otro.

Cuando dos individuos se sienten bien juntos, acompañados, que el otro estará cuando se lo necesite, o que se alegrará cuando las cosas nos vayan bien, la simpatía es mutua y nace de manera espontánea.

También debemos decir que es común sentir simpatía por alguien que no conocemos personalmente, pero nos gusta su manera de ser o actuar, por el conocimiento que tomamos de ello por cualquier medio, nos sentimos a gusto y conformes con la manera en que piensa, actúa o lo que ha hecho al respecto de un asunto puntual. Por ejemplo, “la madre Teresa de Calcuta goza de mi simpatía”.


Por otra parte, la simpatía forma parte de la personalidad de una persona. Se trata de algo propio, puede referirse al carácter y a cierto modo de ser en una persona, que convierte a dicho sujeto en alguien agradable para los demás: “Alex me conquistó con su simpatía”. A nivel social, la simpatía es una característica muy apreciada, pues permite que las personas se sientan a gusto unas con otras, y manifiesten buena disposición con los demás.

La simpatía, por otro lado, es extensiva, en el sentido de afinidad, hacia otras cosas o seres vivos, no solo a las personas. Podemos sentir simpatía por los animales, por una nueva ley, por una ideología, por una tendencia artística o musical, etc.

Diferencias entre empatía y simpatía

Simpatía y empatía no son la misma cosa. La empatía es un sentimiento que nos permite identificarnos o ponernos en el lugar de alguien en determinado momento. Es una aptitud que nos permite relacionarnos de mejor manera con el otro, y que se aprende y desarrolla con el paso de los años.  La simpatía, en cambio, es un sentimiento de afecto o inclinación que manifestamos hacia otra persona, y que nace naturalmente. Sentimos simpatía por personas con que nos llevamos bien, que nos agradan, con quienes tenemos cierta afinidad.

Simpatía: Conoces a una persona y te cae bien, te sientes cercano a ella afectivamente aun si no comprendes del todo su forma de sentir o pensar.

Empatía: Conoces a una persona y te acercas a ella a tal punto que consigues ponerte en su lugar, independientemente de si compartes o no su forma de ver las cosas.

Simpatía en Psicología

En psicología se entiende como un mecanismo de influencia y se encuentra relacionado con la parte afectiva que moviliza la actitud de un individuo. Cuando éste se encuentra en una situación agradable, en la que se siente cómodo, experimenta un estado afectivo positivo lo cual lo ayuda a mantener buenas relaciones con su entorno.

Según los especialistas, para conseguir que una persona se presente positiva y agradable, es necesario brindarle una situación cómoda valiéndose de los recursos que existen en el ambiente. Es posible que teniendo en cuenta una serie de elementos, aún si esa persona se encontraba en una situación de estrés o negatividad, al experimentar un cambio en su entorno puede modificar rotundamente su actitud. Por ejemplo, invitar a alguien a una comida para conseguir llegar a él es una buena técnica pues, después de ésta, aumentará la simpatía del individuo y será posible entablar una relación amistosa.

Como ésta existen cientos de estrategias para conseguir conquistar a un individuo; de hecho, de ellas se valen quienes dirigen las sectas para conseguir adeptos.