Significado de Soberbia

¿Qué es la soberbia?


La soberbia es un sentimiento de reconocimiento y valor sobre uno mismo, como si fuera superior, más valiosa o importante que los demás y los menosprecia. sin embargo, al mismo tiempo, la persona soberbia quiere ser admirada y respetada por todas las grandes cosas que ha hecho o las cualidades especiales que tiene, pero se comporta de manera arrogante y suele generar rechazo entre el resto de la gente.

El término soberbia también se utiliza popularmente para referirse al enojo exagerado que una persona demuestra luego de un contratiempo. De acuerdo a la teología católica la soberbia es uno de los siete pecados capitales. Es uno de los sentimientos que las personas deben evitar a toda costa, ya que terminan afectando el alma y generando conflictos internos y externos a nivel emocional y social.

Las personas soberbias no soportan el pensamiento de que haya alguien más influyente que ellas en el curso de los acontecimientos.

La soberbia generalmente sirve como un mecanismo de compensación de una gran inseguridad y poca confianza en uno mismo. Es un rasgo de personalidad que se va forjando en la infancia. Aunque cualquier persona puede comportarse de forma soberbia en un momento determinado por ciertas situaciones en su vida, lo más común es que sea un patrón estable de responder ante la vida.  En el caso de que sea una característica de personalidad, va a ser difícil de modificar, aunque no es imposible.

Diferencia entre orgullo y soberbia


Son dos conceptos semejantes, pero no exactamente iguales. Mientras que en el primero el individuo se valora a sí mismo en su justa medida, en el segundo hay una desproporción. Por lo tanto, quien es soberbio no está orgulloso de sí mismo, sino que su autovaloración se fundamenta en el menosprecio de los demás.

En otras palabras, el orgullo tiene un valor positivo y está considerado como una virtud. La persona puede sentir orgullo  por sí misma al reconocer sus éxitos o mejoras, sin que esto la haga sentir superior al resto de los seres humanos. Son sinónimos de soberbia la altanería, arrogancia, vanidad, entre otros. El antónimo o contrario sería la humildad, sencillez, etcétera.

Causas de la soberbia


No existe una única causa de la soberbia. En algunos casos, una persona se puede volver soberbia por ciertas experiencias que haya vivido, sin embargo, otras veces no existe un motivo psicológico, o causa determinada que pueda explicarlo.

1- Has hecho grandes cosas

En muchos casos, una persona se vuelve arrogante porque ha conseguido llegar muy lejos y ha obtenido logros que el resto de personas no suele alcanzar. Hacer algo extraordinario que casi nadie puede conseguir estimula nuestro sentimiento de auto-valía, a veces hasta el punto de ver a los demás como menos importantes.

2- Inseguridad, baja autoestima

La soberbia y la arrogancia sirve como un mecanismo de defensa. Es una forma de proteger nuestra autoestima y auto-valía. Es una forma de esconder y compensar la inseguridad, inferioridad, falta de confianza en uno mismo.

La soberbia nos ayuda a rechazar a otros antes de que puedan rechazarnos a nosotros. Es una forma de prevenirlo, de evitar que nos hagan daño. Por ello es más común comportarse de forma soberbia con extraños, por el miedo al rechazo.

3- Necesidad de aprobación

A las personas soberbias y arrogantes les importa mucho lo que piensen los demás de ellas. Dependen de la aprobación de los demás. A veces, las personas se comportan de forma soberbia para ganar una atención que no saben conseguir de otra manera.

¿Cómo identificar a una persona soberbia?


El soberbio por lo general alardea de sus virtudes e incluso se coloca actitudes que no posee; de modo que el soberbio, se jacta más de lo que carece que de lo que realmente posee.

Es muy frecuente que se encuentren personas soberbias en cargos de poder, o entre personas que disfrutan de una economía abundante; entre las características del soberbio se encuentran:

  1. Muestran una alta necesidad de ser exaltado públicamente; esto lo lleva a tener incluso personas que ofrecen falta amistad lo llenan de frases complacientes, a cambio de favores de parte del soberbio.
  2. Alardean de sus éxitos y logros constantemente.
  3. Intentan compulsivamente controlar a los demás e imponer a la fuerza sus criterios y opiniones; esto se maximiza cuando consiguen personas que son sumisas e inseguras.
  4. Se alegran por el fracaso de otros y se molestan o envidian el éxito de los demás.
  5. No reciben corrección y se defienden de la crítica a costa de lo que sea.
  6. Les cuesta pedir perdón y aceptar que se pueden equivocar.

Finalmente, ante la soberbia como valor negativo, la mejor actitud a asumir es la autoestima; por ello, es necesario poner los límites y mantener siempre la cordialidad y, en las peores circunstancias, alejarse del soberbio.