Significado de Temperamento

¿Qué es el temperamento?


El temperamento es el carácter de una persona y está vinculado a la manera de ser y a la forma de reaccionar de los seres humanos. También es la vocación o aptitud que alguien manifiesta para un arte u oficio o la capacidad para superar las dificultades. El término proviene del latín temperamentum, que significa “medida” o “porción”.

Se considera que el temperamento es algo que se adquiere de manera genética y por eso se relaciona con la psicología de cada persona.

El temperamento supone la capa instintivo-afectiva de la personalidad, y sobre esta, y con intervención de la inteligencia y la voluntad, será modelado el carácter de la persona. A su vez, el carácter y el temperamento serán los que definirán nuestra personalidad.

Se dice que un individuo tiene mucho temperamento cuando sus reacciones son vehementes e intensas. Por ejemplo: “Jonás necesita más temperamento para triunfar en el mundo de los negocios”“A Tomás lo traicionó su temperamento y arrojó el ordenador al suelo”.

Cada persona posee un temperamento que la distingue, pues el temperamento tiene que ver con la forma en que, de manera natural, las personas se relacionan con el entorno.

De acuerdo a lo planteado por expertos científicos en el estudio del temperamento, éste cuenta con nueve características principales que sirven como categorías para clasificar los diferentes tipos de temperamentos. Estas nueve características son la actividad o energía de una persona, la regularidad o lo predecible de un temperamento, la reacción inicial o la manera en que una persona responde a nuevos espacios de manera instantánea, la adaptabilidad o la capacidad de ajustarse al cambio, la intensidad o el nivel de positividad o negatividad de un temperamento, el estado de ánimo o la tendencia hacia la felicidad o infelicidad, la distracción o la tendencia a perder concentración, la persistencia (lo contrario a lo anterior) y finalmente la sensibilidad o la posibilidad de que los cambios o estímulos afecten al temperamento de una persona.

Tipos de temperamento

En la antigüedad, los médicos consideraban que había cuatro temperamentos fundamentales según la preeminencia de uno u otro humor en el cuerpo: sanguíneo, melancólico, colérico y flemático.

Sanguíneo

Este temperamento está basado en un tipo de sistema nervioso rápido y equilibrado que se caracteriza por poseer una alta sensibilidad, un bajo nivel de actividad y fijación de la concentración y una moderada reactividad al medio; es característico del sistema nervioso una moderada correlación de la actividad a la reactividad; es extrovertido y manifiesta alta flexibilidad a los cambios de ambiente.

Características

  • Se trata de una persona cálida, campante, vivaz y que disfruta de la vida siempre que se pueda.
  • Es receptiva por naturaleza, las impresiones externas encuentran fácil entrada en su interior en donde provocan un alud de respuestas.
  • Tiende a tomar decisiones basándose en los sentimientos más que en la reflexión.
  • Es tan comunicativo que es considerado un extrovertido.
  • Tiene una capacidad insólita para disfrutar y por lo general contagia a los demás su espíritu que es amante de la diversión.

Este tipo de personas por lo general, hablan antes de pensar, son extrovertidas, muy activas e intuitivas.

Flemático

Basado en un tipo de sistema nervioso lento y equilibrado que se caracteriza por tener una baja sensibilidad pero una alta actividad y concentración de la atención; es característico de su sistema nervioso una baja reactividad a los estímulos del medio, y una lenta correlación de la actividad a la reactividad, es introvertido y posee baja flexibilidad a los cambios de ambiente.

Es tranquilo, nunca pierde la compostura y casi nunca se enfada. Por su equilibrio, es el más agradable de todos los temperamentos. Trata de no involucrarse demasiado en las actividades de los demás. Por lo general suele ser una persona apática, además de tener una buena elocuencia. No busca ser un líder, sin embargo puede llegar a ser uno muy capaz.

Características

  • Es un individuo calmado, tranquilo, que nunca se descompone y que tiene un punto de ebullición tan elevado que casi nunca se enfada.
  • Son personas serias, impasibles y altamente racionales.
  • Son calculadores y analíticos.
  • Generalmente, ese temperamento de personas muy capaces y equilibradas.
  • Es el tipo de persona más fácil de tratar y es por esa naturaleza el más agradable de los temperamentos.
  • El flemático es frío y se toma su tiempo para la toma de decisiones.
  • Prefiere vivir una existencia feliz, placentera y sin estridencias hasta el punto que llega a involucrarse en la vida lo menos que puede.

Melancólico

Basado en un tipo de sistema nervioso débil, posee una muy alta sensibilidad, un alto nivel de actividad y concentración de la atención, así como una baja reactividad ante los estímulos del medio, y una baja correlación de la actividad a la reactividad; es introvertido y lo caracteriza una baja flexibilidad a los cambios en el ambiente.

Es abnegado, perfeccionista y analítico. Es muy sensible emocionalmente. Es propenso a ser introvertido, sin embargo, puede actuar de forma extrovertida. No se lanza a conocer gente, sino deja que la gente venga a él. Sus tendencias perfeccionistas y su conciencia hacen que sea muy fiable, pues no le permiten abandonar a alguien cuando están contando con él. Además de todo, posee un gran carácter que le ayuda a terminar lo que comienza. Pero es difícil convencerlo de iniciar algún proyecto, debido a que siempre está considerando todos los pros y contras en cualquier situación.

Características

  • El melancólico es el más rico y complejo de todos los temperamentos.
  • Suele producir tipos analíticos, abnegados, dotados y perfeccionistas.
  • Es de una naturaleza emocional muy sensible, predispuesto a veces a la depresión.
  • Es el que consigue más disfrute de las artes.
  • Es propenso a la introversión, pero debido al predominio de sus sentimientos, puede adquirir toda una variedad de talentos.
  • Tiende a ser una persona pesimista.
  • Tiene cambios emocionales muy bruscos y se puede decir que hacerlo enojar es fácil.
  • No le gusta que lo interrumpan cuando se concentra en algo que es importante para él.
  • Se enamora con facilidad y lo hace muy seriamente.

Colérico

Está basado en un tipo de sistema nervioso rápido y desequilibrado, posee alta sensibilidad y un nivel alto de actividad y concentración de la atención, aunque tiene alta reactividad a los estímulos del medio y una muy alta correlación, también es flexible a los cambios de ambiente. Cuando se le describe o dice algo que le fastidia o desagrada, trata de callar de forma violenta a las personas que se lo dicen. Es rápido, muy activo, práctico en sus decisiones, autosuficiente y sobre todo independiente. Es extrovertido, pero no tanto como la persona de temperamento sanguíneo. Se fija metas y objetivos. Es muy ambicioso. Valora rápida e intuitivamente y no reconoce los posibles tropiezos y obstáculos que puede encontrar en el camino si busca lograr una meta.

Características

  • Es caluroso, rápido, activo, práctico, voluntarioso, autosuficiente y muy independiente.
  • Tiende a ser decidido y de firmes opiniones, tanto para sí mismo como para otras personas, y tiende a tratar de imponerlas.
  • Es extrovertido, no hasta el punto del sanguíneo.
  • Generalmente, prefiere la actividad.
  • No necesita ser estimulado por su ambiente, sino que más bien lo estimula él con sus inacabables ideas, planes, metas.
  • Tiende a fijarse metas muy altas, porque considera que es capaz, pero no siempre las cumple, no por falta de capacidad sino de tiempo o porque pierde el interés.
  • Dominante y hasta manipulador para alcanzar su objetivo.
  • Tiende a ser manipulador, pero también es muy intolerante.
  • Quiere hacer todo lo que desee.