fbpx

Significado de Utopía

¿Qué es una utopía?


Una utopía es la proyección humana de una sociedad soñada, ideal, es decir, es la concepción de un mundo ideal desarrollada por tal o cual persona y que dependerá claro está de sus motivaciones, experiencias, entre otros. Las utopías debido a sus características son prácticamente imposibles de implementar.

La palabra utopía deriva del griego “οὐ τόπος” el cual a su vez deriva del “εὖ τόπος” cuyas traducciones al español serian no lugar o lugar inexistente.

Históricamente el vocablo utopía fue expuesto por Thomas More, quien fue un pensador, teólogo, político, humanista y escritor inglés, en el siglo XVII o XVIII, descrito en su obra“Dē Optimo Rēpūblicae Statu dēque Nova Insula Ūtopia” donde se le designa por nombre utopía a una isla y a la comunidad irreal que la pobla, cuya organización cultural, política y económica difiere en aspectos de distintos índoles con las numerosas sociedades de aquella época.

Las utopías también pueden señalar sociedades futuras, venideras donde se nota una sensación de bienestar general. De utopía se deriva el adjetivo utópico que se utiliza para señalar algo que no puede concretarse. Existen cualidades y descripciones utópicas incluso en trabajos de los filósofos griegos clásicos.

Cabe destacar que utopía no solamente puede ser considerada con el fin de plantear un lugar o una vida con una visión imaginaria, sino que podría ser también, una forma optimista o esperanzada de observar el mundo, y plasmar las cosas como quisiéramos que fueran.

En el ámbito de la economía o del medio ambiente podría hablarse de utopía como la situación ideal donde no existiera la pobreza, por ejemplo, o donde no hubiera ningún tipo de contaminación. Aunque no es algo imposible, resulta poco probable debido a las problemáticas actuales en estos campos.

La utilidad de la utopía


A la hora de valorar la utilidad de una utopía, nos podemos encontrar con 4 funciones distintas. Estas dependerán de lo que buscaba el autor a la hora de crear esa sociedad idílica. Estas funciones son las siguientes:

  • Función de crítica: una utilidad de las utopías es como crítica a la organización social actual. Construir un sistema utópico sirve para ver/medir lo alejada que esta la organización social actual de él. Lo que sirve para cuestionar la validez del sistema social presente y valorar la necesidad de un cambio político.
  • Función valorativa: otra función, muy relacionada con la anterior, sería la que destaca la influencia de la utopía en el estudio de diferentes sociedades. Las utopías pueden servir para reflexionar acerca de los diferentes métodos de organización social y conocer mejor así nuestro sistema político y social.
  • Función esperanzadora: también podemos acudir a una posición más humanista del término. Podemos encontrar que algunas utopías tienen la función de generar esperanza en el ser humano. Intentar hacer llegar a los individuos la idea de que una sociedad mejor es posible.
  • Función orientadora: por último, y quizás la función más útil, sea utilizar la utopía como objetivo o meta. Establecer como objetivo algo perfecto e ideal sirve para mantener un progreso continuo y no quedarnos atascados en la falsa ilusión de que vivimos en el mejor sistema posible.