Significado de XHTML

¿Qué es XHTML? 


XHTML son las siglas correspondiente con las palabras inglesas eXtensible Hypertext Markup Language, que vendría a significar en español algo así como lenguaje extensible de marcación hipertexto.

Este lenguaje es similar a HTML, pero con algunas diferencias que lo hacen más robusto y aconsejable para la modelación de páginas web. En su versión 1.0, XHTML es solamente la versión XML de HTML, por lo que tiene, básicamente, las mismas funcionalidades, pero cumple las especificaciones, más estrictas, de XML.


El HTML no es más que un tipo de documento SGML que se utiliza en la Web. Esto significa que a través de el vamos a poder definir cómo se desarrollan las páginas. Lo que hacen los navegadores que utilizan los usuarios, como Firefox, Chrome o IE, es interpretar este contenido desarrollado en HTML y exhibirlo de manera tal que las personas puedan interpretarlo (como texto, imágenes, etc.).

El XML al igual que el HTML también deriva del SGML y se usa para el almacenamiento de datos. Se denomina lenguaje de marcado “extensible” porque cualquier persona puede inventar un conjunto particular de marcado para un propósito en particular y siempre que todos lo usen (el escritor y un programa de aplicación en el extremo del receptor).

Se puede adaptar y usar para muchos propósitos. Incluyendo, en su caso, la descripción de la apariencia de una página web. Siendo ese el caso, parecía deseable replantear HTML en términos de XML. El resultado es XHTML, una aplicación particular de XML para “expresar” páginas web.

Ventajas del XHTML

Las principales ventajas del XHTML son:

  • Extensibilidad: a medida que surgen nuevas ideas para la comunicación web y la presentación, se pueden implementar sin tener que esperar a la próxima versión importante de HTML y compatibilidad con el navegador. Se pueden definir nuevas etiquetas o atributos para expresar las nuevas posibilidades.
  • Portabilidad: ahora las páginas web se pueden simplificar más de lo que eran antes para que los dispositivos pequeños puedan manejarlas. Esto es importante para los dispositivos móviles y posiblemente para los dispositivos domésticos que contienen microprocesadores con programación integrada y memorias más pequeñas.